Todo sobre el Ácido Hialurónico

¿Qué es el Ácido Hialurónico?

Ácido Hialurónico - Capas de Piel

El Ácido Hialurónico es una molécula de azúcar (polisacárido), cristalina, transparente y que se encuentra en toda nuestra piel, numerosos tejidosyórganos

Su función es la de hidratar la piel, atraer agua, ciertas vitaminas y minerales con el fin de proporcionarle volumen y adaptabilidad a las alteraciones de nuestra piel.

Tras el paso del tiempo, el ácido hialurónico va disminuyendo drásticamente (por ejemplo: a partir de los 40-50 años, ya sólo nos queda el 50% del ácido hialurónico con el que nacemos) y su carencia va produciendo los clásicos signos de envejecimiento de la piel: Arrugas, surcos, flacidez, pérdida de elasticidad y firmeza. También su merma afecta y ayuda a la aparición de la artrosis, osteoartritis y todas aquellas que tengan que ver con las articulaciones, afectando especialmente a la rodilla, codo y cadera.

Existen dos tipos de ácido hialurónico: el de origen animal y el de origen bacteriano, en cualquiera de los dos casos son efectivos y seguros.

Ácido Hialurónico Disminución Edad

Usos del Ácido Hialurónico

El Ácido Hialurónico se está usando principalmente para dos usos muy concretos:

2.1 Uso Estético del Ácido Hialurónico:

El Ácido Hialurónico se considera como la sustancia de la “esencia de la juventud” esto ha hecho que cada vez más se use en procedimientos de estética, especialmente a partir del año 1996 que es cuando se empieza a tener constancia de su aplicación en este ámbito. Su objetivo es el de conseguir rehidratar la piel y aumentar su volumen para tenerla más lisa y tersa.

Entre los usos más conocidos estéticos en los que se usa hialurónico son: labios (contorno y comisura), pómulos (volumen labial y facial), patas de gallo (arrugas externas), Surcos Nasogenianos (líneas de expresión alrededor de la boca), arrugas labiales, entrecejo, frente y ojeras, aunque su uso también es ampliable para cualquier otra parte del cuerpo. 

 

¿Cómo se Aplica el Ácido Hialurónico?

Normalmente, para mejorar esas zonas se usan métodos de inyección o infiltración rellenando las cavidades con ácido hialurónico ayudados por jeringuillas o agujas de pequeño tamaño (a veces es necesario un poco de anestesia local, dependiendo de la zona). El tiempo total del proceso suele rondar los 30 min. Pueden sentirse ligeras molestias, hinchazones o rojeces tras la intervención, pero no son dolorosas y durarán poco tiempo (menos de 24-48h). Tampoco se requiere de hospitalización, ni intervención quirúrgica alguna, es de carácter ambulatorio. Se consiguen unos resultados realmente increíbles casi al instante, aumentando el grosor, volumen y elasticidad de la piel de manera muy natural. 

Además el producto es bastante seguro ya que se compone de un material 100% biocompatible con el organismo humano. Nota: siempre serán administrados por médicos especialistas y en centros autorizados.

Su duración dependerá de la cuantía y producto usado, pero suele oscilar entre los 9 y 12 meses e incluso hasta 2 años.

Aunque también como rutina diaria se están usando cremas, cápsulas y píldoras de ácido hialurónico que ayudan a prevenir y mejorar el envejecimiento de la piel en general.

Zonas Aplicar Ácido Hialurónico

 

2.2  Uso Médico del Ácido Hialurónico

Se ha demostrado que el Ácido Hialurónico está siendo bastante efectivo en diferentes campos de la medicina y ha sido aprobado por la FDA (Food and Drug Administration, agencia estadounidense que regula la aprobación de determinados medicamentos o alimentos para su uso comercial).

Entre los ámbitos médicos que mejor resultado están dando están:

Ácido Hialurónico Articulaciones Rodillaa) Ortopedia, mejora en el movimiento de las articulaciones (combate los síntomas de la artrosis, osteoartritis, etc…) Las infiltraciones de ácido hialurónico en estas zonas dañadas por patologías articulares degenerativas, pueden ayudar a regenerar el cartílago, reducir sus síntomas, disminuir o retrasar su avance y calmarla como un analgésico. Según un reciente estudio las infiltraciones en rodilla de pacientes con artrosis de nivel 1-2 de más de 65 años, mejoraron la concentración de ácido hialurónico natural en un 13% lo que supuso una mejora considerable en estas personas.

Ácido Hialurónico Ojob) Cirugía ocular (transplantes de córneas, cataratas, lesiones en los ojos, cirugía del ojo en general)


c) Esguince de Tobillo en deportistas o atletas. Investigaciones hechas en la Universidad de Western Ontario, Canadá realizadas a 158 deportistas con esguinces de tobillo, se administró a un grupo ácido hialurónico mientras al otro se le puso un placebo. El primer grupo a quiénes habían inyectado ácido hialurónico el 90% volvieron a entrenar a los 8 días frente al 71% de los que recibieron placebo. Además, la recuperación total fue de 11 días frente a los 17 días del segundo grupo.

 

Tratamientos

Hoy en día existen numerosas maneras de tomar o consumir ácido hialurónico para beneficiarnos de todas sus propiedades:

3.1 Inyecciones e Infiltraciones de Ácido Hialurónico

Anteriormente comentado, su uso es el más común en los procesos de medicina estética y médica. Su intervención dura 30 minutos, en ella se usan pequeñas agujas que se van inyectando en las zonas que se quieran rellenar para conseguir mejorar y rehidratar la piel. Se realiza en clínicas autorizadas con médicos especialistas. Es el tratamiento más efectivo, pero también el de mayor precio. Sus resultados son cuasi instantáneos con un toque muy natural. Su duración es de aproximadamente 1 año, aunque según la persona puede incluso alargarse hasta 2 años.

3.2 Cremas con Ácido Hialurónico

Una alternativa a lo anterior es el uso de cremas para mejorar el aspecto de la piel. Se venden en cualquier farmacia, parafarmacia o tiendas como amazon. Actualmente, es muy común incluir fórmulas donde además de Ácido Hialurónico tengan Colágeno. Tienen un precio menor que las inyecciones, pero también sus efectos y duración son menores si no se sigue una constancia en su aplicación. Además que no penetra tan profundamente como lo hace una inyección, aún así sus resultados y mejora de la piel son notables.

3.3 Pastillas y Cápsulas con Ácido Hialurónico

Al igual que las Cremas, otra forma de consumir o tomar ácido hialurónico es a través de pastillas, píldoras o cápsulas que contengan ácido hialurónico. Según diversos estudios y nutricionistas dedicados al mundo de la belleza, avalan que su consumo es aprovechado por el cuerpo como un suplemento (siempre que tenga una fórmula apta para su absorción) y sus beneficios se notan en prácticamente todo el cuerpo desde el cabello, la piel como las articulaciones. Hidrata desde el interior. Su precio es inferior al de las inyecciones y similar al de algunas cremas con ácido hialurónico.

 

Precios

Los Precios del Ácido Hialurónico van a depender en función de qué tratamiento o método vas a seguir: 

Si seguimos el de las inyecciones o infiltraciones su precio va desde los 250 hasta los 800 euros, en función de cuantas arrugas o zonas se quieran tratar. La media se encuentra entre los 350-400 euros.

Si optamos por las cremas con ácido hialurónico tienes cremas que pueden ir desde los 5-6 euros hasta los 200 euros, según la marca que las fabrique.

En caso de elegir las cápsulas, pastillas o píldoras con ácido hialurónico puedes encontrar suplementos desde los 8-10 euros hasta los 90 euros, todo dependiendo de la marca, cantidad mg que traigan, etc...

 

Efectos Secundarios del Ácido Hialurónico

El Ácido Hialurónico es una sustancia bastante segura y no se han encontrado daños en el organismo por su consumo, aplicación o inyección. Según distintas investigaciones sólo produce algún tipo de reacción alérgica al 3-5% de las personas.

Sin embargo, sí que es posible que en determinadas personas que optan por las inyecciones de ácido hialurónico, tras la intervención le aparezcan pequeñas rojeces, inflamaciones o algún hematoma en la zona donde se lo aplicó, pero son de carácter leve y suelen desaparecer entre las 24 y 48h.

Algunas contraindicaciones que se hacen es que no se debe aplicar en personas con una alergia severa o en zonas donde exista previamente una infección o inflamación. Así como aquellas que se han sometido recientemente a operaciones o intervenciones quirúgicas y todavía no ha terminado la cicatrización de la piel.

Otra contraindicación o advertencia se suele dar en mujeres embarazadas o en época de lactancia.

En cuanto a las embarazadas parece que se ha comprobado que posiblemente sea bastante seguro siendo administrada por inyección. Sin embargo, se desconoce como afecta si se consume de manera oral o aplicado en la piel con una crema. Por ello, recomendamos abstenerse en esta fase.

En cuanto a mujeres en épocas de lactancia, se recomienda no usar el ácido hialurónico en ninguno de sus tres formatos: inyección, cremas o cápsulas, ya que los investigadores aún desconoce si este puede afectar a la leche materna y qué efecto podría tener sobre el bebé.

comments powered by Disqus